;

Mitos sobre el canto

A continuación, te mencionamos algunas de estas creencias que con el tiempo han demostrado ser completamente falsas:

 

  1. “Se canta con el diafragma”

Cuando una persona empieza a tomar clases de canto, comienza  a escuchar sobre la existencia de esta parte del cuerpo de la cual, probablemente, nunca había oído antes. E incluso si el profesor o maestra le explica dónde está y para qué sirve, podría empezar a construir una creencia tal como que este músculo es el responsable del canto o que de ahí nace la voz. Si bien es cierto que el diafragma es sumamente importante a la hora de cantar, en realidad, su función tiene mucho más que ver con la respiración y no tanto con la emisión de voz (hablada o cantada). El cantante se sirve de la respiración diafragmática, mas no necesariamente del diafragma. De hecho, en muchas ocasiones, el entrenamiento vocal se enfoca en usar el aparato respiratorio y la boca, puesto que al final, es por ahí por donde emerge el sonido; descuidando por completo el resto del cuerpo y provocando que la base del cuerpo, los pies y las piernas sean olvidados. En realidad, una buena postura y la relajación de todo el cuerpo, además de una correcta respiración, pueden asegurarte una mejor y más saludable técnica.

 

  1. “Solo existe una técnica vocal”

Esta es una creencia especialmente de los maestros y cantantes clásicos, es decir, aquellos que están entrenados para cantar ópera. Por muchos siglos, esta técnica fue la que dominó el mundo del canto y se consideraba que era la mejor, por no decir la única manera de cantar. Sin embargo, a partir del siglo XX aparecieron otros métodos, que permiten que el sonido sea más abierto o más metálico, que suene más contemporáneo.

En la actualidad, la técnica conocida como SLS (Speech level singing) ha adquirido mucha popularidad. Como su nombre lo indica, se trata de que, al cantar, tu voz se escuche libre, casi igual que al hablar. No tan “falsa” como con la técnica clásica.

En realidad, no es que una técnica sea mejor que otra. Cada estudiante debe decidir qué estilo o género quiere abordar y cómo desea que suene su instrumento.

 

  1. La alimentación y cuidados

No mencionaremos nombres para no quemar a nadie, pero hay varios cantantes famosos que antes de actuar (o incluso durante sus conciertos) se toman una o varias copitas de tequila y parece que no les afecta. Incluso hay quien piensa lo contrario, que bebidas como el tequila ayudan a la voz. Por el contrario, hay artistas que si un día tienen concierto, necesitan estar en una habitación cerrada antes, con nebulizaciones, no consumir más que agua y alimentos libres de irritantes, grasas y azúcares, es decir, cuyos cuidados podrían parecer exagerados.

Hay gente que se queda afónica si toma alguna bebida con un hielo, y otros que parece que nada les afecta. Todo es subjetivo. Dependiendo de cada organismo y de los cuidados a los que esté acostumbrado, cada uno debe conocer su cuerpo y saber qué debe o no debe hacer antes, durante y después de cantar.

 

¿Qué otros mitos del canto conoces? ¿Cuáles aplican para ti y cuáles has comprobado que no son tan ciertos?

Si cantar es lo tuyo, acércate a Sunland, la preparatoria artística de la Escuela Sierra Nevada y conoce nuestra propuesta  ¡Infórmate aquí!