;

Cómo los millennials están transformando la educación

Por ello,  resulta lógico que las instituciones educativas se interesaran en transformar sus programas y herramientas de aprendizaje acordes con una generación que se caracteriza por el uso continuo de las nuevas tecnologías, por ser muy críticos y exigentes; pero que, sobre todo, han decidido guiarse por sus gustos e inquietudes a la hora de elegir una carrera profesional.

Gracias a su creatividad y capacidad de abstracción, una parte representativa de millennials ha optado por carreras artísticas para satisfacer los siguientes aspectos:

* Felicidad: la satisfacción generada por estudiar una carrera que apasiona es una fuente de motivación y realización personal. Junto a estas consecuencias, también contribuye a que se interiorice sencillamente todo lo aprendido en ella.

Realización: este factor es uno de los más importantes pues al  final de una jornada de estudio, la auto satisfacción generada por el trabajo bien hecho será lo que prevalezca y empuje a seguir adelante.

Productividad: la motivación consigue que los jóvenes sean más eficientes en aquello que estudien. Invertir el tiempo y el esfuerzo en algo que genera felicidad implica que dicho trabajo se va a realizar con cuidado y poniendo toda la atención posible.

Los datos no mienten y empiezan a mostrar que los millennials están más interesados que otras generaciones en participar y apreciar la cultura y las artes…eso sí; en sus términos y a su manera. Sería un gran error pensar que podemos utilizar los mismos caminos del pasado. Eso lo estamos empezando a entender no solo las instituciones educativas, sino todos los organismos relacionados con la promoción cultural.

Acércate a Sunland, la preparatoria artística de la Escuela Sierra Nevada y conoce nuestra propuesta  ¡Infórmate aquí!